Los problemas del autotransporte estatal y federal siguen en el país, es cierto que, en algunos estados ha bajado la delincuencia, sin embargo, el promedio va a la alza. Actualmente, en Sonora ha incrementado el robo de unidades que se da en la zona yaqui, donde arrojan tachuelas para obligar a los operadores a detenerse; esta situación ya ha sido denunciada ante la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, quien sólo responde que están trabajando en un convenio con la zona indígena, y que pronto quedará resuelto el problema; pero mientras tanto, sigue en aumento el robo de unidades de carga y pasaje, así como partes, cofres, llantas y partes electrónicas, las cuales son extraídas para su reventa.

La toma de casetas de peaje ha proliferado en el país, los delincuentes actúan al margen de la ley y no vemos que se detengan a los responsables, ¡hasta parece que les tienen miedo!; eso sin mencionar el gran impacto económico que ocasionan este tipo de acciones, frenando la inversión pública y privada,  primordial para la generación de empleos.

Siguen pendientes miles de trámites de baja y alta de placas, licencias a operadores, eso sin mencionar los miles de exámenes médicos, sin duda, fue un error quitar a los Terceros Autorizados por presuntos actos de corrupción, pues sí la tenían identificada, ¿por qué no aplicar la ley?. Ojalá y recapaciten, ya que sería de gran utilidad para sacar adelante todos los trabajos que tiene la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Cansados de la tardanza que sufren diariamente para cruzar la frontera, los transportistas que circulan por el Puente III anunciaron que, de no ser que mejore la situación realizarán un cierre, una macro protesta y un paro de actividades.

La industria de vehículos pesados aún no levanta, el sector sigue luchando en medio de la reactivación económica, ANPACT reportó una reducción del 22% al cierre de ventas al mayoreo de septiembre.

Por su parte, Juan Colorado denuncia las extorsiones y el secuestro de operadores, donde son las mismas autoridades las que se llevan a los choferes y les exigen que, le marquen a sus patrones para soltarlos, luego de su respectiva “mordida”.

Es urgente que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes construya paradores seguros, para que se respeten los horarios de trabajo establecidos, cumpliendo con la bitácora de descansos. A la dependencia federal le decimos que,  los transportistas ya no creen en el ofrecimiento de la Dirección General de Autotransporte Federal que se comprometió a la publicación del Reglamento de Grúas, el cual fue, uno de los mayores reclamos que hicieron los transportistas de CONATRAM durante la pasada Junta de Consejo Nacional. Su omisión nos cuesta a los mexicanos miles de millones de pesos al año, causando más daño que el mismo robo a mercancías, ferrocarril y al transporte en general.

Finalmente, solicitamos a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, una investigación urgente de la Fiscalía de Nayarit, donde se presentan denuncian similares por actos de corrupción que se dieron en la apoca del ex fiscal Edgar Veytia, quien hoy está preso en Estados Unidos. ¡Qué no quede en una promesa más!.

Pin It on Pinterest

Share This